Manzana

Todo lo que tiene que ver con el mundo Mac OS X

FTP con Cyberduck

    Cuando utilizaba Windows en casa (en el trabajo sigo utilizándolo), para subir ficheros al servidor que tengo contratado para alojar esta bitácora, utilizaba Filezilla, que es un cliente muy fácil de utilizar y además con licencia de código libre. Así que me propuse utilizar otro cliente para Mac con el mismo tipo de licencia.

    Buscando por la red, me topé con Cyberduck (ya que por aquel entonces no sabía que existía una versión de Filezilla para Mac) y si bien al principio lo veía demasiado distinto (con el cliente de Windows tenía en una parte la ventana de los ficheros del PC y en otra los del servidor remoto) en esta se me mostraba una ventana con los ficheros del servidor remoto, a la izquierda una especie de Favoritos y nada más.

    La primera toma de contacto reconozco que no fue buena, ya que me esperaba algo similar a lo que tenía antes. Pero luego caí en la cuenta de que con Mac las cosas tienes que pensarlas diferente: más sencillas. Así que me conecté a mi servidor, visualicé todos los ficheros, abrí el Finder, cliqué en un fichero, lo arrastré a Cyberduck, se abrió una ventana donde te indica el progreso y se subió sin rechistar. Ni más ni menos.

    Cyberduck soporta FTP y SFTP, está en castellano, soporta editores externos, es de código libre, soporta Growl, funciona con AppleScript, soporta sincronización con directorios remotos, puedes cambiar los permisos de los ficheros remotos… y por supuesto, admite donaciones 😉 . Vamos, que no le falta de nada. Una opción muy recomendada que merece valorar antes de decantarse por otras opciones de pago.

Tags: , , , ,


Actualizaciones con AppFresh

    Me gusta mirar páginas Web en busca de programas que me hagan la vida más fácil. Si te pasa como a mí, comprobarás que hay muchos muy interesantes que no utilizarás más que un par o tres de veces en tu vida, pero oye, es lo que tenemos los que nos gusta coleccionar software.
    Lo que también me gusta es que aunque no lo utilice tan asiduamente como desearía, quiero que esté actualizado a la última versión. Y si bien la mayoría de programas ya traen su propio buscador de actualizaciones para que hagan la comprobación has de arrancarlos. Aunque si quieres evitar eso y de un vistazo comprobar si estás a la última, tienes una aplicación que te va a solucionar la papeleta: AppFresh.
    AppFresh recopila todos los programas instalados en tu Mac (incluidos los widgets) y luego se conecta a Internet para comprobar si están actualizados a la última versión. El resultado es una lista donde se indica si están a la última, si necesitan actualizarse o los desconocidos. AppFresh también te permite descargar y actualizar la lista de los que están obsoletos así como utilizar la red social iusethis.

Tags: , , ,


AppDelete para desinstalar

AppDelete-small    Una de las cosas que me sorprendieron cuando me pasé al Mac OS X es la facilidad a la hora de desinstalar una aplicación. Sólo hay que arrastrar el icono que tienes en la carpeta de aplicaciones a la papelera y ya está hecho. Así de fácil. Y sin que parezca que haya pasado nada.
    Si bien es cierto que la desinstalación de programas es más fácil que Windows, también es cierto que no es perfecta. Cuando arrastras el icono a la papelera se borran la mayoría de los archivos, pero algunos como ficheros de parámetros u otro tipo se quedan ocupando espacio en el disco duro. Ya sé que con los tiempos que corren, ocupar unos pocos bytes tampoco es para tanto, pero no pensarás lo mismo si instalas y desinstalas a menudo. Eso sin contar con el engorro de tener un montón de ceros y unos desordenados por tu disco.
    Pues para eso está AppDelete. Cuando arrancas la aplicación se coloca un icono en el Dock de tu escritorio en forma de papelera de madera y solo tienes que arrastrar la aplicación que quieres desinstalar hacia dicho icono. AppDelete se encargará de borrar todos aquellos archivos asociados de la aplicación a borrar.

Tags: , , ,


Mensajerí­a instantánea con Adium

    Una de las cosas que he empezado a hacer cuando he migrado al nuevo sistema, es mirar el software que necesitaba y utilizaba en Windows. Y como por algo se tiene que empezar si no tienes mucha urgencia con algo en concreto (como es mi caso), comencé con el Messenger.
    Si bien hay un Messenger de Microsoft para Mac, no quería volver a utilizar lo mismo y aprovechando que tengo cuentas en diferentes servicios, empecé buscando entre el software libre y tuve la suerte de encontrar Adium.
    Con Adium puedes conectarte a las redes de MSN Messenger, Yahoo! Messenger, ICQ, Jabber y Gtalk (de Google) entre muchos otros, aunque con estos tengo suficiente ya que no dispongo de más cuentas. Así que cubría de sobras mis expectativas de mensajería. Además puedes cambiar la estética general del programa (iconos, conversaciones, colores…), con lo que puedes llegar a personalizar bastante el programita.
    De momento la experiencia es muy positiva y funciona sobre ruedas, así que una necesidad cubierta y una preocupación menos.

Tags: , , , ,

Adaptándome al mundo Mac

   Cuando empiezo esto de cambiar de sistema, lo primero que suelo hacer es mirar qué aplicaciones trae el propio sistema operativo y qué puedes aprovechar y como la idea no es precisamente empezar a llenar el disco duro de programas que solo voy a utilizar una vez en la vida, me gusta saber qué viene con el sistema operativo. La mayoría de veces es software limitado aunque reconozco que lo que trae el Mac OS X está bastante bien y tiene características que ya me gustaría que estuvieran en programas comerciales.
   En una serie de artículos que intentaré escribir, contaré mis vivencias con lo que necesito y utilizaba en Windows aunque teniendo claros una serie de puntos: intentar utilizar software libre, gratuito o de muy bajo coste. Aquí se descartan paquetes de Adobe, Microsoft o similares. Lo que me gustaría es no piratear nada y ser lo más legal posible, además de utilizar lo imprescindible. Ya sé que este sistema no es Windows y que en principio no se va a ralentizar por añadir más utilidades, pero es algo que me puede el tener la carpeta de llena de aplicaciones que no sabes qué hacer con ellas.
   Algo que también suelo hacer es empaparme lo más posible de información visitando bitácoras o páginas Web donde me informen y me mantengan informado diariamente sobre este nuevo mundo. Y aunque es algo que nunca terminas y cada día aprendes algo, el principio siempre es importante ya que a partir de ahí se van a crear los cimientos a un futuro.
   De momento estoy muy contento con el cambio y si bien algunas veces me cuesta encontrar equivalentes del mundo Windows al Mac OS X, la experiencia merece la pena y hace que aprendas nuevas formas, si no mejores, de hacer las cosas.


Ya soy un switcher

    Pues sí, ya soy un swticher, o que es lo mismo: que me he pasado al lado claro (a Apple) y ahora tengo un iMac de los nuevecitos, de esos que son de aluminio con tecnología Intel.

¡Por fin llegó!    La verdad es que hace ilusión tener una nueva máquina (o cacharrito según prefieras) en tu poder que te promete nuevas sensaciones y oportunidades que descubrir. Pero seamos francos: lo único que quieres es que no te surjan los problemas que intentas dejar en el anterior sistema. Eso es lo que busco. Y si además de ser compacto tiene un buen diseño, pues ¿qué se puede pedir más?

    Había valorado otras opciones como Ubuntu y dejar de lado el omnipoderoso Windows, pero no me llegaba a convencer del todo, aunque en muchas cosas me gusta y hay aplicaciones que tanto funcionan en Linux como en Mac OS X y son de tipo libre.

    Probando el nuevo sistema realmente llevo un par de días, aunque ya lo había instalado anteriormente en un PC clónico por lo que algo de experiencia ya Vista desde arribatraía encima, pero no es hasta que lo ves funcionando en una máquina diseñada para el sistema operativo que no te transmite todo su valor. Hay cosas que todavía estoy intentando enterarme, otras que no me gustan del todo (o por lo menos no he sabido sacarle el provecho) y la mayoría me fascinan. Hay cosas que no me gustaban y ahora parece que te vas acostumbrando a ello y no parecen tan malas. Por ejemplo el teclado. Sí, mucho diseño, muy fino… pero no me acababa de convencer esas teclas tan planas como las de un portátil, aunque conforme lo vas probando la verdad es que te acostumbras y parece que tecleas más rápido y todo. Otra cosa que no me hacía mucha gracia era el ratón que aparentemente no tiene ningún botón y además no sabes como hacer para seleccionar o ejecutar un icono (para hacer clic has de empujar hacia abajo el cuerpo del ratón de la parte superior). Aunque luego descubres que no solo hace la función del típico botón izquierdo sino también del derecho. Y otra cosa que no me hace gracia es que sea tanto el teclado (las teclas) como el ratón blancos: a eso se le pega la porquería que da gusto. Suerte que ya te entregan un trapo de regalo. 🙂

Ordenadito    Lo que sí da gusto es hasta la forma que viene embalado y como disponen los componentes. Solo con decir que hasta el cable de alimentación se enrollaba en un depósito hecho para él y luego se sujetaba el enchufe macho y todo ello con el corcho que sujeta el monitor… Una caja donde se deposita el teclado, ratón, CD’s, mando remoto, trapo y manuales (bueno, manual y escueto) con un orden escrupuloso… Vamos, que así da gusto sacar tu nuevo capricho de la caja. Luego te das cuenta de por qué la gente que utiliza esta marca es tan fan que hasta han creado lo que parece una secta. Tampoco hay que ponerse así. 😉

Empaquetado    Lo que alardean es que es un sistema muy fácil de manejar y bueno… ¿qué quieres que te diga? Hay cosas que sí y otras que no. Aunque en general como el sistema es muy agradable y suave a la vista pues la verdad es que se trabaja a gusto.

    Cuando me llegó lo primero que hice fue actualizar el sistema operativo a la última versión, actualizar a los últimos parches y empezar a instalar aquellos programas que en principio me hacen falta para el día a día, aunque de software ya viene servido: el Office de Microsoft y el iWork ’08 de Apple (los dos en versión de prueba). Aunque personalmente no me hacen falta y prescindiré de ellos, sí utilizaré el OpenOffice.org. También tiene el iLife que es un paquete de gestión de fotos, creación de vídeos caseros, creador de páginas web, un compositor de música y un creador de DVD, además del software típico del propio sistema operativo.

Como queda provisionalmente    Y bueno, en las fotos verás como ha quedado provisionalmente en mi escritorio (el anterior PC he de quitarlo). Ahora queda disfrutarlo y esperar que no se me estropee antes de que finalice la garantía. 😉

    Si quieres ver más fotos de mi nuevo juguetito, están todas en mi cuenta de Flickr.

    En próximas publicaciones iré contando las aventuras y desventuras de se un nuevo switcher y como me lo hago para sobrevivir en este mundo dominado por Microsoft y su sistema operativo, que al parecer con la última versión no ha tenido el éxito que se esperaba, aunque el tiempo dirá la última palabra. Aunque como siga así la cosa me parece que más de uno va a migrar a cualquier otra alternativa. Y hablando de migrar, me he de poner manos a la obra para migrar todos los datos del PC al iMac. Uf, faena no me falta.

Tags: , , ,