Nuestro YO misterioso

Trabajo en un edificio relativamente nuevo donde el ambiente y entorno de trabajo son agradables. Dispone de unos cuartos de baño que hasta merecen que se aposenten mis delicadas posaderas, teniendo en cuenta lo escrupuloso que llego a ser. De hecho se limpian aproximadamente a las 10:00, 13:00 y 17:00 horas por profesionales del sector y la mayoría de gente los mantiene limpios. He dicho la mayoría porque una minoría se dedica a hacer lo contrario: ensuciarlos sin llegar a limpiarlos. Pero el problema no es que lo ensucies por el uso habitual y luego, por descuido o dejadez no lo limpies, el problema es que hay gente tan guarra que a pesar de disponer de papel higiénico pegan los mocos en la pared. Sí, es verdad, se puede ser más guarro (ahora mismo se me ocurren otras formas) pero se supone que en esta oficina hay gente con un cierto nivel cultural y académico que no tendría que hacer ciertas cosas, pero ya se sabe que hasta el más inteligente tiene un YO diferente.

Además, cada planta (en este edificio hay 5) tiene dos cuartos de baño que dispone de dos lavabos, cuatro inodoros y tres mingitorios cada uno por lo menos en el de hombres. Teniendo en cuenta que suele haber una empresa por planta, está claro que de dónde son los responsables. A menos que los empleados de otras plantas vengan aquí a miccionar entre otras cosas.

Otro tema es el del tabaco. A pesar de que la empresa permite que vayas a fumarte un cigarro a la calle (luego tienes que recuperarlo), parece ser que para algunas personas coger el ascensor a dicho destino es demasiado engorroso, por lo que deciden fumarse medio paquete en el cuarto del inodoro. Luego llegas tú y cuando sales parece que que has estado en una discoteca.

Total, que por muy civilizados que pretendamos ser, al final siempre ha de destacar nuestro YO más despreciable.

Foto: von Kinder

7 comentarios en “Nuestro YO misterioso

  1. Siempre que se trbaka compartiendo una oficina, con todo lo que eso conccleva (compartir los baños, y demás) pueden generartse conflictos si no se usan ciertas reglas, mas que de convivencia de sentido común.
    O acaso esa gente que comentas en su casa tambien hace lo mismo?, es impresionante la poca buena voluntad que tienen algunos, y como nadie les dice nada……..

  2. @Pilix: Jodo, pues como está el patio…
    @serigrafia: Te sorprendería ver a gente que está en contra de todo con tal de llevar la contraria… 🙂

  3. La verdad es que lo que escribes hoy sucede en muchi¿simo lugare y tampoco le hayaba explicacion hasta que un gran amiga me dijo que el lo tomaba con el acto de rebeldia de gente que no quiere cumplir las reglas que se le imponen, yo lo tomo como gente que no sabe vivir en sociedad, saludos Lynce.

  4. En mi edificio hay un lavabo para chicas y otro para chicos. Hay otro edificio de la misma empresa donde hay otros tantos lavabos: la mujer de la limpieza nos ha dado el título honorífico al lavabo más limpio de la empresa y, de hecho, hay chicas que vienen al nuestro… Y se limpia cada día.

    Hay guarros y guarr@s en todas partes…

  5. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.