No sé hasta cuando

Vamos a empezar por un caso común y generalista: dos personas se conocen en un lugar y una situación indeterminada. Pasa el tiempo y cada día se caen mejor, se acercan más, se buscan más… Un día, por algún motivo, las dos personas se separan porque sus vidas siguen otros caminos (no ha habido ningún conflicto y solo queda una evidente tristeza). Comienzan a transcurrir los días y la comunicación entre los dos es fluida, casi como si no se hubieran separado, pero pasan los meses y del chat diario se ha pasado al Facebook y de éste al correo. Ha transcurrido un año y medio o dos (quizás menos, pero vamos a suponer que la antigua relación era fuerte) y dicha comunicación ya es esporádica o casi nula. En medio de todo este deteriorante proceso los dos personajes han quedado en algún momento para comer, irse de fiesta o similar, pero nada que ver con tiempos anteriores. Pero llega ese día en que se encuentran casualmente por la calle y después de los saludos correspondientes y ponerse al día con un resumen improvisado y muy escueto, sale de la boca de uno de los dos el “pues ya te llamaré y si eso quedamos“. Por supuesto la fatídica frase va acompañada de una contestación tipo “vale, vale… ya si eso quedamos“. Nunca más se supo y si se supo fue por terceras personas. Hemos pasado de una relación muy estrecha a simples conocidos.

Quizás este es un caso extremo. Quizás pienses que si dos personas se llevan muy bien es imposible que dejen de verse. Quizás no te lo creas. Quizás no te haya pasado nunca. Quizás, pero creo que puedo asegurar que eso existe y más cuando una de las dos partes por alguna razón (profesional, emocional, cambio de entorno familiar o de amistades, filosofía de vida, dispone de más amigos que le suplen ese hueco, no quiere seguir sufriendo la pérdida…) ha dejado de prestar interés por continuar la relación. No estoy diciendo que alguno haya tenido malas intenciones o similar (demasiado generalista, lo sé), simplemente la relación acaba. Punto. Seguramente echarán la mirada atrás y recordarán los tiempos pasados. Seguramente. Pero solo quedará una agradable sensación muy lejana.

Puede que la vida, la casualidad o el azar les lleve a reencontrarse y por las circunstancias retomen la vieja relación… aunque puede que no sea como antaño. El tema es que existe el miedo a perder a alguien pero que cuando pasa hacemos de tripas corazón y lo superamos de alguna forma. Tal vez en un mundo ideal las personas que realmente lo quisieran así no se deberían separar nunca, pero quizás no tendríamos suficiente hueco para todos los nuevos que vinieran.

¿Tener muchos amigos enriquece más a la persona? ¿Dejar atrás a alguien te hace más fuerte? ¿Olvidar una vida que has tocado te hace superar un trauma? ¿No moverte de tu entorno te hace más seguro?

De cualquier modo, si tienes la tremenda suerte de encontrarte con alguna persona que te sea afín y que veas que conectas realmente, quizás sería interesante evitar por todos los medios separarte de ella. Puede que nunca vayas a tener una oportunidad tan clara como esa.  O quizás esa no es la mejor oportunidad que te puedas encontrar en la vida. Parece una lotería.

Tomar la vida como llega y aceptarla como se va es quizás el esfuerzo más difícil que nos podemos llegar a encontrar.

Foto: Gustavo Vara  www.gustavovara.com

61 comentarios en “No sé hasta cuando

  1. Yo creo que todos nos ha sucedido eso ajarnos de alguien querido Tambien creo que de cierta manera es parte de la vida, porque nuestra vida va por etapas muchas vece seguimos diferentes intereses, perseguimos cosas nuevas algo que nos ayuda es recordar los buenos momentos,

  2. Los amigos de verdad son aquellos que para lo bueno vienen cuando se les llama, y que para lo malo vienen solitos

  3. desde luego que tener amigos enriquece más a la persona, pero tienen que ser buenos amigos, no es suficiente que sean muchos 😉

  4. Nunca sabes lo que te deparará la vida, aveces hay dar otra veces hay que tomar, en fin como decía un amigo mío "la vida es un cúmulo de casualidades que marcan carácter".

  5. Es complicado cuando una relación lleva tiempo, y creo que es casi imposible quedar bien después de una separación,por lo general siempre queda una relación distante, no digo como de simples conocidos, pero ya nunca más habrá esa confianza de cuando se estaba juntos, hay algunos casos que lo pueden lograr pero son excepcionales.

  6. Suelen pasar ese tipo de situaciones y bueno es difícil cuando uno lleva su vida por un lado, pero bueno ahora hay muchas formas de comunicarse igual, msn, chat, facebook, etc. Por ahí te enteras un poco de como está la otra persona, aunque no hables o tengas contacto directo.

  7. A mi ha pasado y me pasa, pero tambien me pasó de reencontrarme y al cabo de un par de salidas las cosas voliveron a ser tan fluidas como antes. Lo bueno es que recuperé una persona muy importante de mi vida.

  8. Pues no es que me quiera poner de filósofo pero a veces pensamos demasiado en situaciones sencillas y sin salidas porque tenemos la esperanza de encontrar una forma de que las cosas sean como nosotros queremos o esperamos.

    Las cosas no siempre van a estar a nuestro favor y es muy saludable aceptarlo.

  9. A todo el mundo que ha estudiado una carrera, le habra ocurrido eso, debido a que durante 5 años te pasas todo el dia con la misma gente y luego de un dia para otro desaparecen las clases y con el tiempo la amistad.

    Un saludo

  10. Hay un libro de Thomas Glavinic que se llama "Algo más oscuro que la noche" que relata la historia de un hombre que un día se despierta y es el único humano que queda. Los demás, simplemente, han desaparecido. No se sabe nada, y él se embarca en una aventura para intentar entender lo que pasó, recorriendo muchos lugares. Al comienzo disfruta de la soledad. Roba coches, usa todo lo que siempre soñó. Pero luego acaba regresando a buscar todo lo que él tenía inicialmente, porque se da cuenta de que las cosas solamente tienen valor en compañía de los demás. Los objetos adquieren un sentimentalismo no por el objeto en sí, sino por lo que significó ese objeto en compañía de otras personas. Así es como vuelve a su viejo coche, su vieja casa… A veces no logramos valorar lo que realmente importa en la vida, que son las personas. Es un libro muy bueno y que hace pensar.

  11. Hola, mira me siento muy identificada con esta historia, pues me ha sucedido algo parecido con una amiga de muchos años. comenzamos a distanciarnos hasta no hablarnos mas, y sin motivos (que yo conozca). La verdad todavia pienso en ella, era una persona muy importante para mi. Pero buueno, he seguidon con mivida, pero siento que siempre sera una cuenta pendiente.

  12. Por nuestra vida van pasando muchas personas, algunas relaciones las descuidamos quizás porque no nos importan tanto; las que realmente nos interesan siempre intentamos mantenerlas, aunque ha de ser algo recíproco vaya…

      • creo que Lynze tiene razón. Es muy bonito decir que a las personas que realmente nos interesa intentamos mantenerlas. Pero la realidad es más compleja. A veces tomamos diferentes camninos por circunstancias de la vida y nos alejamos. No es culpa de nadie, pero pasa.

  13. A mí también me ha ocurrido con algunas relaciones de la infancia y la adolescencia. Hace tiempo miraba con tristeza el desvanecimiento de esas amistades que en su día parecían eternas… Después comencé a verlo como un proceso natural en ocasiones.

    Digo "natural" porque, al ir tomando cada persona caminos distintos, uno va compartiendo más vivencias con unas personas y dejando de compartirlas con otras. Por esa razón pienso que sería difícil mantener cada una de las amistades que hemos cultivado años atrás.

    El "desapego" no se da premeditadamente en muchas ocasiones; no existe la intención de dar de lado a un antiguo amigo para empezar una vida nueva. Simplemente pasa, aunque sea triste. En su lugar, nos quedan las relaciones que hoy comienzan y que poquito a poco se hacen más fuertes. Y, mientras caminemos juntos, las disfrutaremos.

    Gracias por este ratito de reflexión en este rinconcillo de la web. Enhorabuena por él, Linze.

  14. Hola Ángel, si alguien te importa de verdad e intentas por tus medios que no se aleje y no lo consigues, quizás es porque tú para esa persona no significases lo mismo. La vida te dá y te quita y sólo algunos se quedan, un besazo desde León.
    Cris

  15. Es ley de vida. Esas sensaciones agridulces, curten, te hacen madurar, experimentar y recordar. La vida es como un juego de cartas, has de saber cuáles te han tocado, qué combinaciones puedes hacer y en base a eso decidir jugar tu manga. Pero, ay amigo mío, no siempre se gana.

  16. Me suena esa sensación… sobre todo el vacío que sientes cuando aparece la fatídica frase… a veces grandes amistades quedan reducidas a esas cenizas. Y sí, es triste… pero la vida es dura (y luego, te mueres).

    😀 Un besazo

  17. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.