Kailas anksteinai

    Shaima Saidani. O por lo menos así se llama la chiquilla que está de nuevo avivando la polémica del dichoso velo. A la pobre no la dejaban entrar en un colegio de Gerona por llevar un símbolo religioso. Y digo "a la pobre" porque es una niña la cual su abuela la ha educado con la religión de por medio durante sus primeros años de vida. Por eso es ella misma la que no se quiere descubrir la cabeza. Esto me recuerda aquello que dijo Sigmund Freud: "dadme un niño y haré de él lo que
queráis que sea".
    Recuerdo otro caso hace algunos años donde el padre de origen magrebí gritaba dentro de su casa con el puño en alto, que se aferraba a la constitución española la cual le permitía la libertad de que sus hijas llevasen el pañuelo en la cabeza. También recuerdo a una mujer de la provincia que decía algo así como "allí donde fueres, haz lo que vieres" refiriéndose a que cuando vas a un lugar que no es el tuyo, has de adaptarte a las costumbres que allí se tengan. Me pregunto si se le permitiría a un europeo en un país islámico que su hija (crecidita) llevara escote y minifalda.
    Lo que pasa es que queremos ser tan tolerantes que al final nos pasará aquello de: "de fuera vendrán que de tu casa te echarán".

Sûdovian (Región Báltica)

6 comentarios en “Kailas anksteinai

  1. Pues la verdad es que tienes razón en buena parte del texto aunque considero que sobra la última frase. No creo que nadie vaya a echarte ni cambiar tus costumbres.
    Yo creo que hay que respetar y permitir el velo. Es una estupidez que una niña que vive en España no comprende, pero que si permitimos que se adapte y viva nuestra cultura, cuando sea mayor, entenderá que no sirve para nada.
    La educación es el motor de todo, por eso cuando una persona se integra, sea de la religión que esa, respeta y le respetan.
    No se, o eso quiero creer.
    Un saludo!

  2. Hola, soy partidario de que la gente se debe siempre adaptar en el nuevo entorno, ciudad, personas y costumbres.

    Para nada se debe de dramatizar ni mucho menos fiscalizar el tema del ya “famoso” pañuelo pero si no lo acceptan entonces deberíamos también alzar el puño y solicitar que en las ermitas se rece en castellano y por supuesto nada de ir descalzos.

  3. Es cierto que nos tenemos que adaptar cuando estamos en otros países con diferentes culturas, además nos interesamos por sus costumbres, pero claro solo cuando vamos de vacaciones, “otro gallo cantaría” si tuviésemos que vivir durante todo el año, esto creo bajo mi punto de vista que pasa a las personas que vienen nuestro país a trabajar y no de vacaciones.

    Pero que mejor costumbre es convivir y respetar la cultura base de cada país.

Los comentarios están cerrados.