hosting

Tortilla y su bocadillo en otra casa

Tortilla se ha cambiado de casa y está mirando a ver si esta le gusta. Así que si todo va bien y la nueva casa es cómoda, seguirá aquí porque le parece que está muy bien.

Por cierto, por si a alguien le interesa, me he pasado a HostGator donde parece que tiene muy buena fama. La primera experiencia ha sido buena (ya veremos de aquí a un tiempo), la transferencia de datos ha sido relativamente fácil y la puesta en marcha ha sido bastante rápida. Si alguien necesita ayuda, no dudéis en dejarme un comentario. 😉

Ropa interior y zapatos nuevos

Sí, ya sé que no se nota mucho y que para la gente de a pié pues como que no lo notará, pero a esta bitácora se le han cambiado las bragas y los sugetadores (de WordPress 2.3 a 2.5.1), también se le ha lavado un poco el vestido (del tema dkret 2 a 3-1.9) y hasta se le han comprado otros zapatos (de AwardSpace a DreamHost).

Todavía quedan cosas que mejorar, así que esto no ha terminado, pero si encuentras algún problema, no dudes en contactar conmigo para que pueda solucionarlo en el enlace de Contacta conmigo que tienes en el encabezado de la página.

Por otra parte y en otra entrada más técnica, mostraré como he solucionado los problemas que han aparecido con el cambio. No han sido muchos, pero sí me han tocado la moral. Para que digan que la informática es fácil. Eso es un concepto que el Guillermo Puertas nos está vendiendo todos los días (o lo estaba) y hace que para los que no entienden de esto mucho nos miren con caras raras cuando nos piden que hagamos cosas que no tienen ni pies ni cabeza.

Cambio de dominio

Algunas veces peco un poco de impulsivo y eso sé que podría acarrearme problemas pero ayer, después de echar un vistazo a la renovación del contrato de hosting con Awardspace y analizar el servicio que me han ofrecido a lo largo de estos años (un par si no me equivoco), he decidido cambiar por DreamHost. Eso provocó que no se pudiera acceder a mi humilde bitácora durante la tarde-noche de ayer.

¿Qué es lo que me ha llevado a cambiar así por las buenas si el primero no estaba mal? Pues eso: no estaba mal y que podría estar mejor, ya no solo por precio sino por servicio.

 

  • Veía que Awardspace no modificaba su versión PHP (ahora están todavía en una 4.0) ni MySQL y no estaba seguro que hiciesen el cambio cuando WordPress requiriese una versión superior.
  • El panel de control no me gustaba, aunque reconozco que era bastante sencillo de manejar.
  • Lo bien que hablan (o escriben) algunas bitácoras de DreamHost.
  • Algunos días no podía entrar en mi bitácora o bien la navegación era lenta.
  • En conjunto es más económico.
  • El control que llego a tener sobre todos los aspectos es mayor (SSH, Telnet, FTP, SFTP…). Casi como tener un servidor Linux en casa.
  • Ahora podré guardar mis ficheros en el propio servidor. Si gasto medio Terabyte de almacenamiento, tendré que pensar seriamente si necesito tantos archivos. 😉
  • Puedes gestionar correo desde Google Apps en tu dominio.

Ahora solo resta verificar que dan el servicio que presumen y que tenga el menor número de problemas posible. Lo que ahora me intriga es la transferencia del dominio hacia DreamHost, que hasta que no pasen unos 7 días parece ser que no se hace efectivo.