Os-da-su-na-le

    Hoy nos hemos dado cuenta que un compañero de la oficina lleva puesta una camiseta por debajo de la camisa. Dice que es por el aire acondicionado.
    De todos es bien sabido las peleas que se tienen con el dichoso aire en un espacio relativamente reducido. Está la exagerada que siempre tiene frío (no sé como se lo monta), el que es caluroso, el que le cae directamente esa brisilla helada en el cogote, el que no le llega, el que está al lado del termostato y se alía con el caluroso y el no le llega… vamos porque nos contenemos, que sino habría cada día una guerra con barricadas y todo, defendiendo el puesto de salida del frío y del termostato.
    Y en invierno pasa casi lo mismo… pero eso es otra historia.

Cheroqui (Oklahoma y Carolina del Norte EEUU)

2 comentarios en “Os-da-su-na-le

  1. Lo que pasa es que el frío no es tan fácil de distribuir como el calor y claro, el que está cerca de la salida puede acabar helado y el que está a 5 metros con unos sofocos de que pa qué.

  2. La verdad es que sería tan fácil como que universalmente se estableciera la misma temperatura en todos los sitios con aire acondicionado. Por ejemplo 22 ó 23 grados… hacer un referéndum o algo porque nos va la salud en ello. En serio.

    Yo cada vez que voy al cine me resfrío.

Los comentarios están cerrados.