Mosquito

Mosquito por Sebastian Niedlich (Grabthar), en FlickrMe considero una persona respetuosa con la fauna de la natura. Intento evitar interferir en la vida de los que denominamos animales o insectos. Esto quiere decir que si puedo evitar matar una hormiga, chafar con un periódico una araña o pulverizar con spray a las moscas lo hago. Cambio la posición de mi pie, capturo con la mayor delicadeza a la araña para expulsarla fuera de casa y abro la ventana para que la mosca se vaya…

Pero, joder, que este fin se semana un insecto que desconozco me ha acribillado a picotazos. Cada día me descubro un bulto nuevo: al principio en la mano y el codo derecho; luego otro par en la pierna y hoy me he descubierto otro en el otro brazo. Y eso ha sido donde he estado este fin de semana. ¡Coño, un poco de respeto, que cuanto más me rasco más me pica y acaba doliéndote y todo!

Un poquito de por favor, queridos insectos, que yo me he portado bien con vosotros y me estáis chupando la sangre a la mínima que me descuido. Y eso que los que estudian estos temas dicen que nosotros somos el último recurso. Que si tienen un pájaro, un caballo o similar primero van a ellos. Entonces, ¿qué pasa? ¿que no hay animales suficientes por los alrededores para tener que atacarme a mí? Igual es que soy tan sabroso como un cerdo y por eso vienen a mí como las abejas a la miel.

Lo estoy viendo: voy a tener que atrincherarme en casa y armarme de insecticida, matamoscas y periódicos para luchar contra estos rebeldes.

Vamos a llevarnos bien. Y si hay que picar porque el hambre aprieta, pues oye, un picotazo no me va a molestar, ¡PERO UNO! y no quinientos. Que les das la mano con confianza y te toman el brazo (literalmente).

Foto: Sebastian Niedlich (Grabthar)

3 comentarios en “Mosquito

  1. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.