Khayrly tanj

    Que poquitas ganas tengo de no hacer nada. Entre la situación y las tonterías que se viven cada día en la oficina se te quitan las ganas hasta de morirte. Siempre con bromas ácidas que según te pillen te dan ganas de pegarle una hostia con tanta mala leche que de palmas con las orejas. Pero te contienes. No dejas que la rabia inunde tu cuerpo y evitas por todos los medios un enfrentamiento. No es fácil, pero has de contenerte y buscar una solución al problema. Lo malo es que la solución tarde en llegar, pero supongo que si eres constante al final se consigue. El destino, algo que nos gustaría controlar pero que es imposible.

Kazakh (Kazakstán, C. Asia, China)

2 comentarios en “Khayrly tanj

  1. Que nooooo. Por cierto, ¿al final qué le regalas a tu marío? ¿Lo has felicitado de mi parte?
    Y sí, estoy “sinsible”. Pobrecico de mí. 😥

  2. ¿Quién no ha soñado con tener el mando a distancia del destino y hacer y deshacerlo a nuestro capricho? No digo que no seas original, ¿eh? que como te veo sensible, te veo venir.
    Ánimo!

Los comentarios están cerrados.