El correo, ese gran desconocido

Spam! por Grumbler %-|, en FlickrTodo el mundo sabe lo que es un cliente de correo electrónico. Hay muchos, pero sin contar lo que son por Web (tipo Hotmail y similar) los más utilizados son Microsoft Outlook (también el Express) o Mozilla Thunderbird.

El funcionamiento básico es muy fácil: pones en el campo “Para:” (o “A:”) a la persona que quieres enviarle algo, en el “Asunto:” indicas de qué va el mensaje brevemente y el siguiente campo es para el mensaje que quieres enviar.

Hasta aquí todo fácil, ¿verdad? El problema es cuando alguien te envía un Poberpoint de esos graciosos, que a lo mejor no le hace mucha gracia, pero piensa que a sus amigos igual sí que les gusta. Pongamos que esta persona se llama Armando Bronca Segura.

Bien, supongamos que nuestro amigo Armando sabe que soy muy cachondo y que me gusta las risas más que un tonto un lápiz. Pero resulta que Armando tiene 15 amigos así, por lo que cuando él recibe dicho Poberpoint de coña me lo reenvía junto a esos 15 amigos que yo no conozco de nada. Él lo hace con toda la buena fe del mundo mundial. Armando es un buenazo por naturaleza y sé que no haría nada que me perjudicara, pero sin saberlo lo está haciendo.

¿Qué ha hecho Armando? Pues ha puesto en el campo “Para:” a sus 15 amigos y a mí, eso sin contar todas las direcciones que se ven en el cuerpo del mensaje que ya venían cuando lo recibió él.

Ahora imaginemos que yo realmente no soy tan bueno como Armando y además vendo alargadores de pene que no tienen buena salida. Entonces digo “si cojo las direcciones que ha indicado Armando más las que se ha olvidado borrar en el cuerpo del mensaje, seguramente algún picha corta encontraré que me compre mi alargador de pene”. Así que ni corto ni perezoso, cojo las 15 direcciones más las 58 que hay en el mensaje y reenvío mi anuncio indiscriminadamente. Me da igual que sean hombres o mujeres. Si son mujeres seguramente alguna tendrá un novio, amante o marido que sea un picha corta. Unos se cabrearán porque siempre les llega anuncios no solicitados de viagra y alargadores de pene. Otros se sorprenderán porque no se explican cómo sabe el vendedor del alargador de pene que tiene la picha corta. Y otros se preguntarán cómo ha llegado su dirección de correo a manos del anunciante.Flockoyd Knows Spam (6109) por Lloyd Budd, en Flickr

¿Y cómo puede evitar Armando divulgar las direcciones de sus amigos a alguien? Pues muy fácil, hay un campo que se llama “BCC:” o “CCO:” en tu cliente de correo (Copia Carbón Oculta o Blind Carbon Copy). Cuando añades direcciones ahí ningún destinatario sabrá que Armando también ha enviado a 15 amigos más ese Poberpoint tan divertido. Además, como Armando ya controla el tema, ha borrado las direcciones en el cuerpo del mensaje. Total, no los conoce ni sabe quienes son y tampoco le interesa divulgar las direcciones de los demás. Así consigue que cualquier desaprensivo como yo envíe spam (o correo no solicitado), virus, malware, hoax o phishing.

Así que ya sabes, si tienes un amigo que no sabe mucho de informática, le das tu dirección de correo personal confiando que no se la dirá a nadie y te envía cosas graciosas que cree que te gustarán pero además también se lo ha enviado a 80 personas más que no conoces de nada, no le culpes si te llega anuncios de viagra o alargadores de penes. Enséñale a utilizar correctamente el cliente de correo.

Foto superior: Grumbler %-|
Foto inferior: Lloyd Budd

8 comentarios en “El correo, ese gran desconocido

  1. Buenos días, Perdona que te escriba de forma pública pero no he encontrado otra forma de contactar contigo. Estuve leyendo tu blog y estoy muy interesado en contactar con vosotros. Me parece que la información es muy interesante y actual. Tenéis algún mail de contacto directo? Os dejo mi mail, moseofree@gmail.com espero poder conversar con vosotros. Un saludo,
    *Por favor si respondes a mi solicitud, indícame la URL de tu web para recordarte!!!

    Manuel.

  2. solo molesta el spam, por mas que cierres una casilla, y abras otra, a la larga siempre te llega ese maldito spam, a veces, me dan ganas de no tener mail…

  3. Buen post, aunque debo decir, que estas cosas las he dicho tantas veces a tanta gente… Y no hay caso. Ultimamente cuando (por ej.) Pedro me pide mi dirección de mail le digo que me escriva a pedro@dirección_de_mi_página, si comienza a mandarme basura cierro esa cuenta. Es lamentable tener que hacerlo, pero me cansa que la gente no entienda y me "reviente las cuentas de correo". Luego se quejan del Spam que ellos mismos ayudan a crear.

  4. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.