Mestizaje de idiomas

Si ya dolía a la vista los carteles con faltas de ortografía, resulta que además se utiliza el lenguaje de la calle para anunciar cualquier comercio. ¿Quién no ha utilizado la expresión «has bebido aceite» (has begut oli) o «es claro» (és clar) de su traducción literal del catalán? Pues cerca de mi barrio también utilizan «rachola» (derivado una vez más del catalán rajola) para referirse al azulejo o baldosa indistintamente. O también se utiliza últimamente tornavís refiriéndose al destornillador de toda la vida.

Pero para que veas que no me invento nada, para muestra… un cartel. Para que luego no digan que los castellanos con los catalanes no se ajuntan.

Y no me se caen loh anilloh